Jornada escolar completa: Niños sin tiempo para ser niños

0
37

Jornada Escolar Completa:

“Niños sin tiempo para ser niños”

 

La jornada escolar completa, nació como un programa que pretendía mejorar sustantivamente la calidad de la educación en Chile, gracias a los recursos que fueron destinados a infraestructura y más horas de clases, el resultado no ha sido hasta ahora del todo positivo.

En quienes ha tenido mayor impacto la jornada escolar completa (JEC), son los estudiantes de escasos recursos, ya que cuentan con mejores condiciones físicas para desarrollas sus actividades académicas, sin embargo, la realidad muestra que les esta afectando en otras áreas. Una de las críticas, es que no se ha producido una reestructuración del tiempo pedagógico como fue planteado inicialmente, siendo muy leve la promoción y generación de mejoras en las condiciones de los tiempos y de espacios para el desarrollo de interacciones pedagógicas más efectivas que mejoren los aprendizajes.

Gloria Valenzuela Blanco, Psicopedagoga Clínica e integrante de la Sociedad de Psiquiatría y neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile, SOPNIA, asegura que: “el tiempo se sigue organizando de modo rígido, en las horas extracurriculares se amplían materias básicas y los talleres se definen como actividad adicional que no guardan relación con las asignaturas base, dejando muy pocas actividades de libre elección y espacio en donde poder desarrollar otras actividades de intereses de los estudiantes.

Otra aspecto negativo es que la JEC está afectando a la dinámica familiar, producto que ha aumentado las labores escolares de los estudiantes en el hogar, obligando a los padres a supervisar las tareas y trabajos, dejando en el núcleo familiar menos tiempos para descansar, tiempo libre, fortalecimiento de vínculos y tiempos de ocio.

Por lo cual podemos decir, respecto a los efectos visibles de la JEC, es el agotamiento y desmotivación de los escolares por la excesiva cantidad de tareas y trabajos que deben hacer fuera del horario escolar. En la actualidad nos preguntamos frecuentemente: ¿por qué hay tanto estrés en la sociedad? Aún cuando es normal ver a los padres ocupados y sin tiempo, esta condición que cada vez lamentablemente es vista en nuestros niños y jóvenes.

Es importante considerar, que en la edad escolar es cuando se forjan muchos aspectos de su personalidad, donde el juego y los aprendizajes dinámicos son los mejores momentos para desarrollar diversos tipos de habilidades, mientras podemos tener más evidencias de estudiantes que a muy temprana edad están siendo sometidos a un ritmo de vida acelerada y estresante. Esto no es menor, si se toma en cuenta que el juego es un componente fundamental en el desarrollo del aprendizaje en los niños, y que quienes se incorporan en juegos dirigidos, crean conciencia, promueven el desarrollo social, desarrollo cognitivo, el lenguaje y estimula sus habilidades motoras. A través del juego aprenden a comunicarse, compartir, expresar emociones y resolver conflictos, es por ello que es vital dar a los niños tiempos para su creatividad e imaginación.

Según la neuróloga y miembro de SOPINA, Veronica Burón asegura que, en la mediada que el colegio organice bien el tiempo, será posible desarrollar actividades de aprendizaje durante la jornada escolar.  “En gran parte de los países de Europa existe media jornada y algunos días con extensión horaria, la cual se destina a desarrollar otras actividades que complementen la formación integral de los estudiantes, y no busca continuar con la carga académica, pues no se trata de mas horas de clase sino el cómo se destinan las horas de trabajo.

Las especialistas recomiendan coincidentemente que para lograr un rendimiento escolar óptimo, la escuela y el hogar puedan integrar los siguientes aspectos:

  1. Cumplir con un adecuado horario de sueño
  2. Organizar adecuadamente el tiempo y no dejar labores a última hora
  3. Aprender, no memorizar
  4. Fomentar la formación de equipos de estudio
  5. Estimular a los estudiantes para que en clases pregunten a sus profesores
  6. Resolver las dudas en horario de clases
  7. Tener momentos diarios de distracción y descanso
  8. Practicar actividades recreativas que apunten a estimular habilidades cognitivas como: lectura, juegos de roles, juegos de salón, entre otros.

 

Karen Pastene Troncoso 
Magister en Educacion
Rectora Colegio John John High School