Cómo establecer límites en el uso por ocio y fomentarlo por fines educativos

0
24
Cómo establecer límites en el uso por ocio y fomentarlo por fines educativos

 

 

A pesar de las dificultades logísticas que suelen existir cuando los niños están con mucho tiempo libre entre las manos, es importante mantener cierta disciplina en lo que al uso de dispositivos móviles se refiere.
Los expertos recomiendan el uso de la tecnología como estrategia para que los niños aprendan o repasen durante vacaciones, lo que suele dar resultados positivos en la vuelta a clases.

Enero 2024.- De acuerdo a la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente (Aacap, por sus siglas en inglés) para el grupo de niños de entre 2 y 5 años, el tiempo de pantalla no educativo debería limitarse a aproximadamente una hora por día de semana y tres horas los días de fin de semana, mientras que, para los mayores de 6 años, la entidad recomienda limitar el tipo de actividades que incluyan pantallas y fomentar hábitos saludables, aunque no establece un límite de tiempo exacto. Sin embargo, el uso de pantallas para fines educativos puede contribuir a un avance en los niños con solo 15 minutos diarios en asignaturas como matemáticas y comprensión de lectura. “No se trata de prohibirles, sino más bien de dosificar el tiempo en pantalla e incluso, usarlo a favor del aprendizaje pero en su idioma, es decir, de manera entretenida y lúdica, evitando frustraciones”, explica Javier Arroyo, experto en aprendizaje online y co fundador de Smartick, plataforma de aprendizaje virtual con IA para niños de 4 a 14 años.
Durante las vacaciones es común que los niños utilicen más plataformas digitales y elementos con pantalla para divertirse se puede hacer casi imposible que no las usen, porque están expuestos a diario. Mientras gran parte de los adultos deben continuar trabajando o tienen como máximo tres semanas de vacaciones, los pequeños son menos supervisados y se flexibilizan los horarios y permisos.

Los expertos de Smartick sugieren las siguientes acciones para reducir los efectos negativos del uso de dispositivos, considerando los usos máximos en base a la edad de cada niño:

Aprender a utilizar los dispositivos tecnológicos y los recursos disponibles en la red para conocer el tipo de bloqueos y controles infantiles que permiten.
Instalar el computador en una zona de la casa concurrida, donde los padres siempre puedan estar observando a los niños.

Fomentar el uso del computador o dispositivo en familia, de forma colaborativa.
Supervisar siempre a los niños mientras los usan para conocer cómo manejan la red, los contenidos de los sitios webs que visitan y los videos de Youtube que ven.
Poner límites y normas referidas al uso de dichos elementos. Hay que intentar que los niños tengan tiempo para todo: para navegar por Internet, para hacer deporte, para jugar con sus amigos y para pasar tiempo realizando actividades en familia.

Según el profesional, aprovechar algo del tiempo en el que los niños van a estar conectados e incentivarlos a que realicen una actividad intelectual, les va a permitir mantener el cerebro activo. “Si se le deja de alimentar de conocimientos, de razonamientos, de sabiduría, su musculatura empezará a debilitarse. El esfuerzo realizado durante todo el año escolar se acaba convirtiendo en olvido y llega el desaprendizaje. Obviamente merecen descansar y desconectarse, pero es una buena instancia para aprovechar plataformas virtuales de enseñanza, que funcionan con inteligencia artificial y que además son ramificadas, que fácilmente pueden ser parte de lo que el niño entiende como diversión mientras aprende”, comenta.

La propuesta vacacional de Smartick hace que los alumnos dediquen solo unos minutos al día a repasar, practicando sus habilidades con los números o las letras para afrontar la vuelta a clases con más confianza y seguridad. El método Smartick, ofrece precios que van de los $20.000 mensuales por asignatura, hasta un pack de 3 meses por matemática y lectura a $45.000, ahorrando un 40%.

“Es fundamental entender que el problema no son las pantallas, más bien es el uso que se les dé, porque no es lo mismo que un niño esté horas en redes sociales o en videojuegos que reforzar matemáticas y lectura solo 15 minutos al día», concluye el experto.

 

Sobre Smartick

Smartick es un método online de aprendizaje de matemáticas para niños de 4 a 14 años. Gracias a su sistema de inteligencia artificial, identifica de forma automática el nivel de cada niño y adapta los ejercicios de las sesiones a su perfil y velocidad de aprendizaje, ofreciendo contenidos que van más allá del cálculo mental y que refuerzan el pensamiento lógico y el razonamiento, al tiempo que mejoran la comprensión lectora.
Esta startup fundada en 2009 por dos emprendedores españoles, Daniel González de Vega y Javier Arroyo, ha colaborado y recibido el reconocimiento de instituciones como el MIT (Massachusetts Institute of Technology), INSEAD, Harvard y Oxford. También la Comisión Europea le otorgó 1,3 millones de euros para poner en marcha un estudio con el objetivo de maximizar el rendimiento de los niños en edad escolar. Además, fue elegida como una de las 15 mejores startups mundiales de 2016 por el jurado de The Next Web en Nueva York, entre oros éxitos conseguidos. En 2016, la compañía inició operaciones en Estados Unidos y en la actualidad tiene presencia en Reino Unido, Sudáfrica, México, Colombia, Chile y Perú
En estos 10 años, más de 50.000 niños de 100 países se han beneficiado del método. Actualmente, cuenta con un equipo de 60 profesionales, entre pedagogos, psicólogos, maestros, matemáticos e ingenieros.

Google News Portal Educa
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa
Portal Educa

Colegio Atesora Online 2024 1200x450