INDURA entrega beca a estudiantes de enología de la Pontificia Universidad Católica

0
60

La actividad tiene como objetivo principal proporcionar las herramientas técnicas necesarias para la elaboración de vinos blancos -Sauvignon blanc- de alta calidad, basados en el compromiso académico para entregar el conocimiento en el uso de gases inertes a las nuevas generaciones que desarrollarán su trabajo en el área enológica.

 

  • Desde el año 2006, la compañía entrega una beca  para el grupo que obtiene la mejor puntuación entre los alumnos que cursan el último año de esta especialidad  en la casa de estudios. Los alumnos participantes tienen la responsabilidad de producir su propio vino y el grupo ganador podrá viajar a realizar vendimia a en cualquier parte del mundo.

 

Indura realizó la XIII versión del ya tradicional concurso que premia con una beca a estudiantes de quinto año de  Ingeniería Agrónoma , con mención en viticultura y enología, de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Desde el año 2006, la compañía de gases viene desarrollando esta iniciativa que tiene como objetivo principal el compromiso académico con las nuevas generaciones de enólogos de nuestro país. Claudia Sánchez, subgerente de Negocio Vitivinícola de INDURA, señala que “para nosotros, es muy importante esta alianza con la Pontificia Universidad Católica de Chile, porque nos acerca al mundo académico y nos da la posibilidad de capacitar a los futuros profesionales del área en todo lo referente a tecnología  en el uso de gases”.

Acorde a su rubro, la beca de Indura, busca evaluar de forma práctica la aplicación de gases en producción de vino. Así, los estudiantes de último año de enología deben elaborar el mejor Sauvignon Blanc, pasando por todos los procesos de un vino, desde la cosecha de las uvas, las distintas etapas de vinificación, estabilización, filtración y envasado, usando durante todo el proceso gases, tecnología y el soporte técnico aportados por la compañía.

Sánchez explica que una de las partes más importantes del proceso es la vinificación, que se realiza en la bodega de microvinificación de la casa de estudios, donde Indura participó de la instalación en el campus San Joaquín. Dicha bodega “fue adaptada para un correcto uso de los gases Anhídrido carbónico y Nitrógeno, de tal forma de asegurar la calidad del mosto y de los procesos de vinificación involucrados”, detalla la subgerente de Negocio Vitivinícola de INDURA.

Vendimia en el mundo

 

Finalmente, la beca que entrega INDURA consiste en el financiamiento de los pasajes para que los integrantes del grupo ganador puedan asistir a la vendimia que ellos elijan en el mundo, más $1.500 dólares para cada uno, con el fin de costear su estadía.

Este año, participaron 5 grupos y  los premiados fueron María Antonia Castillo, Brandon Gutiérrez y Maximiliano Wilson Valente.  Sánchez explica que “los alumnos pudieron poner en práctica los conocimientos adquiridos durante los cursos de la mención y su propia creatividad y esfuerzo. Este grupo se llevó el reconocimiento mayor por el Sauvignon Blanc que lograron desarrollar, luego de ser evaluado por un panel de expertos compuesto por enólogos, somelier y  profesionales del rubro, que determinó que éste sobresalía por sus aromas frescos a frutas cítricas, con ligeras notas florales y con un agradable equilibrio en boca de excelente persistencia y final”, precisó  la ejecutiva de INDURA.

 

Fuente:
Agencia Allpress