Ordenan cierre de la Universidad Chileno-Británica de Cultura, plantel patrocinado por la corona inglesa

0
65
Universidad Chileno-Británica de Cultura. Foto archivo

El Consejo Nacional de Educación decidió no darle la autonomía a la Universidad Chileno-Británica de Cultura. Los estudios durarán hasta 2022, cuando egresen los alumnos.

La UCBC, institución dedicada a impartir pedagogías en inglés y la carrera de Traducción Inglés-Español, cerrará sus puertas, luego de que el Consejo Nacional de Educación (CNED) revocara su reconocimiento oficial.

La universidad estaba en una etapa de supervisión, llamada licenciamiento, a la que se someten las nuevas instituciones, al término de la cual pueden obtener la autonomía institucional. Pero la UCBC nunca pudo salir de esa etapa: pidió tres veces que le dieran la autonomía, lo que se le negó.

A juicio del CNED, “el proyecto institucional presentaba un nivel de desarrollo insuficiente que no permitía su consolidación ni garantizaba su capacidad de funcionar de manera autónoma”, por lo que ahora esa institución administrará el cierre de la institución y cautelará que los cerca de 300 estudiantes que tiene, concluyan sus estudios.

La UCBC abrió sus puertas en 2006 y en estos años se caracterizó por ser el único plantel chileno en contar con el auspicio de la corona inglesa: el príncipe Eduardo, conde de Wessex, quien es el cuarto hijo de la Reina Isabel y décimo en la línea de sucesión del trono británico, entregó su patronaje real a la institución en 2007, lo que se tradujo en convenios que pudo hacer la UCBC con casas de estudio inglesas.

Esto también implicaba que los representantes de la UCBC debían rendir cuentas anualmente en Londres sobre el desarrollo de la universidad. Y el príncipe también visitaba sus instituciones patrocinadas. En 2016 fue el turno de Chile, cuando llegó a la sede del plantel en la calle Santa Lucía, descubrió una placa en honor a la Reina Isabel e incluso se reunió con el ex Presidente Ricardo Lagos.

Todo eso, llegará a su fin tras la decisión del CNED. Consultadas por La Tercera, las autoridades académicas declinaron hablar. Pero el rector (s) Jorge Mesías envió un comunicado a los estudiantes, informando que impartirán clases hasta 2022, cuando se titule la última generación.

Además, Mesías afirmó que desarrollarán “alternativas para el desarrollo de nuevos proyectos académicos que nos permitan retomar la formación de nuevos profesionales”, tras el fin de la UCBC.

El presidente de la federación de estudiantes, Felipe Malverde, dice que antes de que se decidiera el cierre, las autoridades se mostraban optimistas sobre la obtención de la autonomía. “La decisión del CNED pasa por la falta de autorregulación de la universidad, pues está muy ligado al Instituto Profesional Chileno-Británico de Cultura (de la misma propiedad que la universidad), lo que no da cuenta de su sustentabilidad, porque recibe aportes del instituto”.

“Nos preocupa esta situación, porque cuando entramos se nos presentó esto como una universidad y resulta que según el CNED es un proyecto de universidad. Hay incertidumbre entre los compañeros, que no saben si se les respetará el título o si tendrán menos validez”, agrega Malverde.

 

Fuente: La Tercera

  Lockers metálicos     Centrales Telefónicas